Farizano: “A través del radicalismo, la gente ha comenzado a pedir una mayor discusión de las ideas”

“A todo el mundo le queda claro de que estamos mal como sociedad, que hemos retrocedido y entonces, se necesita volver a la ética en la política, ponerle solidaridad”, sostuvo José María Farizano, primer candidato a diputado provincial por el radicalismo de Salta. Farizano dijo que “hemos vuelto a reinstalar a la Unión Cívica Radical como partido político y centro de debate”. El dirigente capitalino ratificó la necesidad de debatir el sistema legislativo actual y la política educativa provincial.

José María Farizano

José María Farizano “A través del radicalismo, la gente ha comenzado a pedir una mayor discusión de las ideas”.

“Hemos puesto en vigencia nuestra bandera, nuestros colores, nuestro pensamiento, nuestra doctrina. Hemos vuelto a reinstalar a la Unión Cívica Radical como partido político y centro de debate”, dijo el candidato a diputado provincial en primer término por el radicalismo salteño, José María Farizano.
En el curso de una entrevista con Agensur.info, el dirigente que representa a su partido en la capital provincial, sintetizó el trabajo que han venido realizado en esa fuerza política durante la campaña proselitista para afrontar las elecciones legislativas del próximo domingo 10.
En tal aspecto, Farizano remarcó que “creo que a la gente, por lo que hemos venido conversando, le queda claro lo que es la Unión Cívica Radical. El que se acerca a nuestro partido no se está acercando a pedir un puesto, un cargo, a que le consigan un beneficio o le hagan un trámite. Es un fenómeno bastante interesante el que estamos notando, porque la gente ha comenzado a pedir una mayor discusión de las ideas”.
“Es decir, a todo el mundo le queda claro de que estamos mal como sociedad, que hemos retrocedido y entonces, se necesita volver a la ética en la política, ponerle solidaridad”, destacó el candidato de la UCR salteña.
Las propuestas
En la charla con Agensur.info, José María Farizano destacó el hecho de que “más allá de las elecciones, es imperioso que cada partido vuelva a ser un partido político, con la identificación de sus pensamientos que, incluso, puedan actuar en grupo con otros pensamientos, con otras personas. Cada partido tiene que exhibir públicamente qué significa su pensamiento, si es necesario, a través de debates públicos”.
Añadió que “particularmente, en relación con la campaña y los hechos que hemos venido produciendo, yo estoy muy tranquilo porque tengo la tremenda sensación que creo que estoy haciendo lo que hay que hacer: salir a ayudar a que recuperemos el partido como centro y escenario de debate de ideas y en la campaña, tratamos de instalar una agenda de discusión”.
Explicó que en esa agenda de discusión hay temas “como, por ejemplo, la necesidad de una reforma constitucional para discutir la viabilidad o no de seguir con la bicameralidad en la Legislatura. No tiene sentido tener dos cámaras porque es un sistema burocrático, caro. Hay que pautar una discusión pública y hacer una reforma. Nosotros creemos que hay que establecer la unicameralidad”.
También hizo hincapié en la necesidad de “volver a los sistemas de control modificando lo que hoy es la Sindicatura y la Auditoría y hacer algo parecido a lo que era el Tribunal de Cuentas de la Provincia, conducido por la oposición, con participación del Gobierno y que tenga el control de gestión previa”.
Para Farizano, uno de los aspectos fundamentales de las propuestas del radicalismo que llevará a la Cámara Baja en caso de ingresar, es el tema relacionado con la Educación. En tal aspecto, expresó que “en la reforma constitucional también se tendría que poner la creación del Consejo General de Educación en los tres niveles. Hay que entregarle la administración y la supervisión de la educación a los docentes. Inclusive, tiene que tener una Dirección de Arquitectura, como era antes, que le permita hacer el mantenimiento, sostenimiento y construcción. Discutir también la calidad educativa, la carrera de los docentes, el estatuto, los salarios”.
Finalmente, Farizano aludió a la necesidad de terminar con la “metodología de la transferencia de partidas ya que, por ejemplo, se le puede dar un presupuesto del 30 por ciento a Educación pero en realidad le llega mucho menos, porque el resto se transfiere y no se sabe a dónde va. No sabemos cuánto le han sacado de la ejecución presupuestaria. Todo esto hay que corregirlo”.
Fuente: Agensur
Share