A siete años de la muerte de Raúl Alfonsín

Martes, 31 de marzo de 2009 – Buenos Aires, Argentina.

Raúl Alfonsín

Foto Raúl Ricardo Alfonsín (1927-2009) en oportunidad del homenaje en su honor, que sería su última aparición en público, en Casa Rosada el 1 de octubre de 2008.

Raúl Ricardo Alfonsín, abogado, estadista y escritor que fue electo por la Unión Cívica Radical como Presidente de la Nación Argentina (1983-1989).
También fue electo por la UCR como Senador Nacional por la provincia de Buenos Aires (2001-2002) y Concejal de la localidad de Chascomús (1954-1955) y por la Unión Cívica Radical del Pueblo como Diputado Nacional por la provincia de Buenos Aires (1963-1966) y Diputado de la Provincia de Buenos Aires (1958-1962)
En el ámbito partidario ocupo diversos cargos entre los que se destacan la presidencia del Comité provincia de Buenos Aires de la UCR del Pueblo (1965-1966) y del Comité Nacional de la UCR (1983-1991, 1993-1995 y 1999-2001).
Participo e impulsó la creación del Movimiento de Renovación y Cambio en 1972 y el Movimiento para la Democracia Social (MoDeSo) en 1992.
En 1955 fue víctima encarcelamiento político por la autodenominada “Revolución Libertadora” y en 1966 volvió a ser detenido acusado de intentar la reapertura del Comité Provincia de Buenos Aires que había sido cerrado por la dictadura de Ongania.
En 1972 participo activamente en la creación de la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos), asociación que fue la primera creada en Argentina para hacer frente a las violaciones sistemáticas de los derechos humanos que en aquella época comenzaron con la actividad de la Tripe A (Alianza Anticomunista Argentina)
En 1981 participo de la Multipartidaria Nacional impulsada por Ricardo Balbín y tras la muerte de este se convirtió en el principal referente de la UCR de esta instancia política que allano el camino a la restitución democrática en 1983.
En 1999 fue designado vicepresidente de la IS (Internacional Socialista).
Su llegada a la Presidencia de la Nación en 1983 marco el retorno definitivo de la democracia a nuestro país, lo que le valió que fuera considerado por propios y ajenos como “El padre de la Democracia Argentina”, impulsando desde el primer día el juicio y castigo a las juntas militares y la investigación de los delitos de lesa humanidad cometidos por ellos durante la dictadura que encabezaron desde 1976, creando para tal fin la CoNaDeP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas).
En el ámbito internacional, fortaleció la integración entre Argentina, Brasil y Uruguay, sentando las bases de lo que ocho años mas tardes seria el MERCOSUR.
Autor de seis libros e innumerables publicaciones en diarios y revista para los que uso en algunos de ellos el seudónimo de Alfonso Carrido Lura que era un anagrama de su nombre.
En sus últimos años de vida su salud se vio seriamente afectada aquejado de un cáncer pulmonar que le ocasionaría la muerte rodeado de su familia más cercana. A su sepelio, que se realizó en el Salón Azul del Congreso de la Nación, asistieron unas 80.000 personas entre las que se destacaron todas las máximas personalidades del arco político nacional e internacional (a excepción de la presidenta Cristina Fernández que no acudió). Sus restos fueron trasladados en una cureña militar con escolta de Granaderos a Caballo ante la presencia de ciento de miles de personas que se apostaron a todo lo largo del trayecto hasta llegar al Cementerio de la Recoleta donde fueron depositado en la bóveda de los caídos en la Revolución del Parque de 1890 en forma provisoria hasta que el 16 de mayo fueron trasladados a un monumento individual en el mismo cementerio construido en su honor.
Nació el 12 de marzo de 1927 en Chascomús, Buenos Aires, Argentina.

Democracia es vigencia de la libertad y los derechos pero también existencia de igualdad de oportunidades y distribución equitativa de la riqueza, los beneficios y las cargas sociales: tenemos libertad pero nos falta la igualdad. Tenemos una democracia real, tangible, pero coja e incompleta y, por lo tanto, insatisfactoria: es una democracia que no ha cumplido aún con algunos de sus principios fundamentales, que no ha construido aún un piso sólido que albergue e incluya a los desamparados y excluidos. Y no ha podido, tampoco aún, a través del tiempo y de distintos gobiernos construir puentes firmes que atraviesen la dramática fractura social provocada por la aplicación e imposición de modelos socioeconómicos insolidarios y políticas regresivas“.

Fragmento del discurso de Raúl Ricardo Alfonsín (1927-2009) en oportunidad del homenaje en su honor, que sería su última aparición en público, en Casa Rosada el 1 de octubre de 2008.

Fuente: www.facebook.com/EfemeridesRadicales

Miguel Nanni, designado secretario de la Comisión de Asuntos Constitucionales

El diputado Nacional dijo sentirse sorprendido y halagado por su nombramiento en la comisión más emblemática y requerida de la Cámara Baja. “Vamos a trabajar fuertemente en pos de Salta”, dijo.

Nanni será secretario de la Comisión de Asuntos Constitucionales

Nanni será secretario de la Comisión de Asuntos Constitucionales

El diputado Nacional, Miguel Nanni, en diálogo con InformateSalta, se mostró sorprendido y halagado por su designación en el cargo de secretario de la Comisión de Asuntos Constitucionales, una de las más emblemáticas y requeridas de la Cámara Baja.

Estoy muy agradecido, es un respaldo importante, más teniendo en cuenta que es mi primer año como diputado nacional”, expresó.

En ese sentido, explicó que la comisión se ocupa de todo lo relativo a la interpretación, aplicación y reforma de la Constitución Nacional, cambios al régimen electoral y reformas a las leyes de juicio político, entre otros asuntos.

Además destacó que se ocupa de temas sensibles para todos los argentinos. “Vamos a trabajar fuertemente para lograr una reforma electoral”, expresó.

Por último, anticipó que en los próximos días tratarán el proyecto de ley del arrepentido, la defensa del espacio aéreo, la reforma electoral, y medidas para combatir el narcotráfico. “Se viene mucho trabajo en pos del bienestar de Salta”, finalizó.

Cabe destacar que la comisión está integrada por 35 legisladores y  será presidida por el diputado Pablo Tonelli, la Vicepresidencia Primera le corresponde a la diputada Diana Conti y la Vicepresidencia Segunda al diputado Marcelo D’Agostino.

Fuente: InformateSalta

A 171 años del Nacimiento de Aristóbulo del Valle

Aristóbulo del Valle

Fundador de la Unión Cívica y de la Unión Cívica Radical

Aristóbulo del Valle nació el 15 de marzo de 1845, en la localidad bonaerense de Dolores. Ingresó en la actividad política siguiendo a Adolfo Alsina en el Partido Autonomista de la Provincia de Buenos Aires, actuando íntimamente ligado a Leandro Alem, de quien era un amigo entrañable, y con quien buscó desde un principio impulsar un sistema político efectivamente democrático. En 1870 fue elegido Diputado Nacional y en 1876 fue elegido Senador Nacional, llegando a presidir la Cámara Alta en 1880. Era considerado uno de los oradores más brillantes del país.
Fundador de la Unión Cívica y de la Unión Cívica Radical, en 1889 fue uno de los fundadores de la Unión Cívica. En 1890 participó de los movimientos políticos para desprestigiar y derrocar al presidente Miguel Juárez Celman. El 29 de mayo de 1890, Aristóbulo del Valle, desde su cargo de Senador Nacional por parte de la Provincia de Buenos Aires, denunció en el Congreso la emisión de papel moneda clandestina por parte del gobierno nacional, señalando que era ésta la causa principal de la gravedad que había alcanzado la crisis. La denuncia de del Valle tuvo un gran impacto en la opinión pública y se mantendría durante los meses siguientes profundizando el desprestigio del gobierno. Poco después fue uno de los principales organizadores de la Revolución del Parque, de cuya Junta Revolucionaria fue miembro, junto con Leandro Alem. Ante la derrota de la revolución, Del Valle se vio obligado a renunciar al Senado, pero fue reelegido el año siguiente.
En 1891, al dividirse la Unión Cívica, siguió a Leandro Alem para fundar la Unión Cívica Radical. Durante la presidencia de Luis Sáenz Peña (1892-1895) fue convocado a desempeñar el Ministerio de Guerra con funciones extraordinarias cercanas a un Primer Ministro, con el fin de dar sustento a un gobierno débil. En esas circunstancias Aristóbulo del Valle organizó con Hipólito Yrigoyen la Revolución de 1893 en la que, debido a su cargo de Ministro de Guerra, le tocó desempeñar un papel crucial. El plan de Aristóbulo del Valle era, ante el levantamiento en armas de la Unión Cívica Radical, decretar la intervención de la provincia de Buenos Aires para garantizar elecciones libres, condiciones en las que era por demás conocido que triunfaría la UCR. El plan falló debido a la resistencia del Congreso a aprobar la intervención. Aristóbulo del Valle pudo entonces, debido a su posición en el gobierno, dar un golpe de estado y definir favorablemente el curso de la revolución, como le pedía Leandro Alem. Pero sus fuertes convicciones legales lo llevaron a rechazar esa opción, aún a costa de un nuevo fracaso de la revolución.
A causa de su frágil estado de salud, afectado por la diabetes y la insuficiencia cardíaca, Aristóbulo del Valle falleció en su oficina en la Facultad de Derecho el 29 de enero de 1896, a los 50 años.

 

Fuente: Convencion Nacional de la UCR

11 de marzo de 1842 – NACE LEANDRO ALEM

Abogado que fue electo como Diputado de la provincia de Buenos Aires (1872-1873 y 1879-1880), Diputado Nacional por la misma provincia (1874-1878 y 1895-1896 con mandato hasta 1898) y Senador Nacional por la Capital Federal (1891-1892 y 1893-1895)
Fundador de la Unión Cívica de la Juventud en 1889, la Unión Cívica en 1890 de la que fue su presidente y en 1891 fundador de la Unión Cívica Radical y primer presidente del Comité Nacional hasta 1896.

Alem

Leandro Alem (1842-1896)

Su nombre real era Leandro Antonio Alén, mal llamado Leandro N. o Nicéforo. En su juventud cambió la última letra de su apellido y elimino su segundo nombre, para atenuar la permanente discriminación de la que era víctima por el recuerdo de su padre, de igual nombre, un pulpero de Balvanera partidario de Rosas e integrante de “La Mazorca” que tras la derrota de las fuerzas unitarias en batalla de Caseros fue juzgado, fusilado y colgado en la horca en forma pública en 1853 en la antigua plaza Monzerrat. Cando se le preguntaba que significaba la N de su firma, él solía responder “N de Nada” y otros dicen que es “Ln” la abreviatura de Leandro.
En 1890 organizo y lidero la llamada Revolución del Parque de Artillería y junto a su sobrino Hipólito Yrigoyen, hijo de su hermana menor Marcelina con él quien tenía una estrecha relación a pesar de mantener algunas diferencias metodológicas en los últimos años, encabezarían la Revolución Radical de 1893 la cual culmino con la detención de Alem en Rosario el 1 de octubre de ese año.
“El defensor de los desposeídos” o “Presidente de los corazones argentinos”, tal eran alguno de los nombres que le había dado el pueblo, era un hombre austero, destacado y vehemente orador de voz llorosa y puño cerrado que entusiasmaba a sus seguidores.
Por la firmeza de sus convicciones y una profunda depresión debido al enfrentamiento con Yrigoyen lo que consideraba obstáculo para la marcha del partido decide suicidarse de un tiro en la sien cuando viajaba en su carruaje rumbo al club “El Progreso” en una fría y lluviosa mañana dejando a su lado una nota que decía “Perdónenme el mal rato, pero he querido que mi cadáver caiga en manos amigas y no en manos extrañas, en la calle o en cualquiera otra parte” y más tarde en su dormitorio se encontró un sobre que decía “Para Publicar” conteniendo lo que se conoce como “Testamento político de Leandro Alem” y que comenzaba diciendo: “He terminado mi carrera, he concluido mi misión. Para vivir estéril, inútil y deprimido, es preferible morir. ¡Sí, que se rompa, pero que no se doble!”
Falleció a los 54 años de edad en Buenos Aires el 1 de julio de 1896.

“¡Yo sostengo y sostendré siempre la política de los principios; caiga o no caiga; nunca transaré con el hecho; nunca transaré con la fuerza; nunca transaré con la inmoralidad; nunca transaré con los conculcadores de las instituciones y las libertades públicas! ¡Nunca esperaré el desenlace de ciertas situaciones para entrar en ellas; he de luchar siempre como fuerte y como bueno; sean cuales fueran los resultados, porque para mí la idea moral es la única que puede regenerar la sociedad!”
Leandro Alem (1842-1896).

Fuente: Efemérides Radicales