PARA SALVAR LA DEMOCRACIA

Por Ernesto Sanz, presidente de la Unión Cívica Radical.

PARA SALVAR LA DEMOCRACIA

PARA SALVAR LA DEMOCRACIA

Hace 20 años, un atentado terrorista en Buenos Aires mató a 85 personas e hirió a 300 más. Han pasado 20 años y los culpables de aquel asesinato masivo están libres.

Los argentinos hemos visto con horror cómo nuestro propio Gobierno aparece como sospechoso de haber contribuido a encubrir a aquellos asesinos y cómo el funcionario judicial que hizo pública esa sospecha resultó muerto pocos días después, cuando estaba a punto de revelar sus pruebas ante los representantes de la Nación en el Congreso.

Da igual si fue venganza, mensaje disuasorio al estilo mafioso, ajuste de cuentas en las zonas más oscuras del Estado o hundimiento personal de alguien abrumado por las más terribles presiones y amenazas que puede recibir un ser humano. Lo importante es el efecto: un país asustado de sí mísmo, un Estado sumido en el descrédito y una democracia en peligro.

Estamos asistiendo con escándalo a un engaño masivo desde el Gobierno justo en el momento en que una sociedad conmocionada más necesita y merece saber la verdad.

Acabamos de ver también que el periodista que dio la primera noticia sobre la muerte de Nisman en las redes sociales tuvo que escapar del país para proteger su vida. Lo lograron, miembros del Gobierno: la Argentina que ustedes conducen desde hace doce años vuelve a enviar gente al exilio político.

Hoy ya sabemos algo con toda certeza: que con este Gobierno nunca se va ya a esclarecer el atentado de AMIA. Porque su prioridad ya no es investigar aquel crimen, sino defenderse de la terrible sombra de sospecha que cayó sobre él. Puede que en algún momento futuro llegue a hacerse justicia, pero tendrá que ser con otra gente en el poder.

Sabemos más cosas.

Sabemos que, con este Gobierno, el Poder Judicial no va a recuperar su independencia. Que con este Gobierno los tribunales se han convertido en el teatro de operaciones de una disparatada batalla política en la que se pretende instrumentar a jueces y fiscales como meros ejecutores de designios ajenos al imperio de la ley.

Sabemos que, para los que ocupan el Poder Ejecutivo, hoy lo que menos importa en la administración de justicia es el Derecho. Que la suerte final de un proceso judicial, sobre todo si afecta al poder político, ya no depende de la razón jurídica sino de la capacidad de ese poder político para influir en los encargados de dictar sentencia. Que ya no se buscan jueces imparciales sino jueces amigos; o aún peor, jueces sumisos.

Sabemos que los servicios secretos que se mueven en el subsuelo del Estado hace ya mucho tiempo que dejaron de servir a los intereses de la nación y se dedican a espiar, vigilar, amedrentar -y, después de Nisman, puede que a algo más-, a los ciudadanos a los que deberían proteger. Sabemos que hay demasiados políticos en la cúpula política de este país que creyeron poder usar esos servicios secretos para su beneficio y hoy son prisioneros de ellos.

Sabemos que hoy la Argentina es, a los ojos del mundo entero, un Estado sospechoso de complicidad con el terrorismo. Se ha llegado a sugerir en medios extranjeros que se forme una comisión internacional para esclarecer el atentado terrorista de AMIA. Ningún Estado democrático y soberano podría aceptar algo semejante; pero el hecho de que se haya planteado es ya un síntoma muy grave de que en estos días, más que nunca, el mundo mira hacia nosotros y no le gusta nada lo que ve.

Constatamos que con este Gobierno los términos se han invertido y el Derecho es un instrumento al servicio del poder en lugar de ser el poder un instrumento al servicio del Derecho.

Sabemos que con este Gobierno la Argentina no va a salir de la trampa terrible de la inflación desbocada, la recesión y la deuda. Que con este Gobierno no sólo las familias se han empobrecido; además, el país perdió su crédito ante el mundo. Si la economía es una cuestión de confianza, hoy en los mercados internacionales la Argentina suscita cualquier cosa menos confianza.

Sabemos que con este Gobierno estamos perdiendo dramáticamente el tren del progreso mientras la señora Presidente pasa todas las horas del día buscando imaginarios conspiradores a los que perseguir, supuestos desleales a los que castigar y periodistas a los que culpar de los males del país.

Y en el momento más crítico que ha vivido nuestra democracia desde 1983, en lugar de ponerse frente a los ciudadanos y transmitirles serenidad y liderazgo, se dedica a escribir cartas paranoicas, que no por ser publicadas en Facebook, dejan de esparcir basura en todas las direcciones excepto en aquella en la que realmente está acumulada la basura que hoy nos apesta.

La esencia de este gobierno kirchnerista se resume en un frase: quieren mandar sobre todo pero no están dispuestos a hacerse responsables de nada.

Tenemos, es verdad, un Gobierno elegido en las urnas. Tenemos un Parlamento también elegido; tenemos –por el momento- libertad de expresión para publicar artículos como este; y tenemos libertad de movimientos, aunque muchos (políticos de la oposición, periodistas, sindicalistas, empresarios) sabemos que todo lo que hacemos y decimos se vigila y se registra por ese poder oscuro que se ha hecho dueño del Estado.

Tenemos, pues, algunos de los instrumentos imprescindibles de una democracia. Pero lo que en realidad tenemos en el día de hoy es una democracia en grave peligro de descomposición por el desprecio a la ley y la voracidad de poder absoluto de quienes se han enquistado en el aparato del Estado y parecen estar dispuestos a cualquier cosa por no abandonarlo.

Un Estado infectado por la arbitrariedad en la aplicación de las leyes, por la corrupción en todos los niveles del poder, por la sucia complicidad con el narcotráfico, por la amenaza patoteril de quienes nos advierten mediante afiches en todas las paredes de que “ni lo intenten” y por el intento de secuestro del Poder Judicial para asegurarse la impunidad de hoy y de mañana, tiene graves problemas para seguir llamándose propiamente democracia.

Sí: afirmo que la democracia argentina está en peligro.

Digo que esta democracia necesita una refundación para recuperar el espíritu con el que, entre todos, comenzamos a construirla en 1983.

Digo que mientras siga en el Gobierno este kirchnerismo que en 12 años ha degenerado en una ciega maquinaria de poder al servicio de sí mismo, la democracia argentina va a seguir deteriorándose y aproximándose cada día más a la raya a partir de la cual ya no será merecedora de llamarse democracia.

Digo que estamos a tiempo de rescatar a la Argentina de este descenso a los infiernos y abrir una nueva etapa con tres palabras en la boca: democracia, convivencia y progreso. Exactamente las tres cosas que más están sufriendo en el día de hoy.

No sé si en el curso del camino será necesario revisar algunos aspectos de nuestra Constitución: de momento, me conformo con que logremos ponerla de nuevo en pie y restablecerla en su letra y en su espíritu. Y les puedo asegurar que, tal como están las cosas, no es tarea pequeña.

Digo que esa tarea de refundación democrática, imprescindible, ineludible, inaplazable, no puede hacerla un solo partido ni un solo líder ni un Gobierno que no esté respaldado por una muy amplia mayoría social y parlamentaria.

Digo que el poder kirchnerista es el principal responsable del actual estado de postración de nuestro sistema institucional y del deterioro de nuestra convivencia pacífica.

Pero digo también que si el resto de las fuerzas políticas no somos capaces de ponernos de acuerdo y ofrecer una salida a ese 70% de ciudadanos que hoy demandan el cambio, seremos igualmente culpables ante la historia; y los argentinos harán bien en exigir responsabilidades a quienes, por cálculo partidista o simplemente por ceguera política, hayan impedido esa unidad por el cambio.

En 2015 tendremos la oportunidad de comprobar si el kirchnerismo es capaz de aceptar una derrota electoral, abandonar pacíficamente el poder y dar paso a la alternancia democrática. Será una prueba importante para todos; y en primer lugar para ellos, porque de eso depende su legitimidad para seguir siendo un actor político relevante en el futuro.

No dejemos pasar la oportunidad: pongámonos a prueba y pongámoslos a prueba.

Fuente: UCR.org.ar

Share

“BLOQUEARON DURANTE DIEZ AÑOS LAS REFORMAS A LA LEY DE INTELIGENCIA”

Críticas del diputado nacional Manuel Garrido al accionar del gobierno nacional

"BLOQUEARON DURANTE DIEZ AÑOS LAS REFORMAS A LA LEY DE INTELIGENCIA"

“BLOQUEARON DURANTE DIEZ AÑOS LAS REFORMAS A LA LEY DE INTELIGENCIA”

El diputado nacional Manuel Garrido (UCR-CABA), consideró tardía la iniciativa del gobierno de tratar una nueva Ley de Inteligencia.

Garrido, quien ya había realizado observaciones a la actual Ley 25.520 de Inteligencia Nacional en el año 2001, 2003 y 2005, en 2012 desde el Congreso de la Nación presentó un nuevo proyecto de Ley que el oficialismo nunca trató en Comisión. Y que volvió sin suerte a presentar nuevamente en 2014.

De acuerdo al ex fiscal “La reforma de la Ley de Inteligencia continúa siendo una asignatura pendiente de este Congreso por varias razones. Principalmente, porque la actividad en general y de la Secretaría de Inteligencia en particular son cuestionadas públicamente por el uso abusivo de los mecanismos de inteligencia, por casos de corrupción de funcionarios públicos, por causas “armadas” a dirigentes opositores y por el claro involucramiento en la muerte del fiscal Nisman, entre otras cuestiones.”

Según Garrido “la actual ley no prevé los mecanismos de transparencia y acceso a la información necesarios para un control completo de la actividad y es necesario encauzar, definitivamente, los servicios de inteligencia dentro de los límites del Estado de Derecho”.

En su proyecto, el diputado radical señala que “la experiencia de los órganos de investigación de corrupción en los últimos diez años, en los que lamentablemente varios de los casos más significativos han estado asociados al manejo de fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia. Tales abusos son posibles por la falta de una regulación adecuada del registro y el control de tales gastos, aspectos que este proyecto procura corregir con normas más exigentes y detalladas y la previsión de auditorías que con resguardo de la reserva que impone la actividad garanticen a su vez su debida supervisión”.

Garrido prevé en su proyecto “corregir un vacío inconstitucional de las actuales normas, que permiten que ante la negativa del Presidente a brindar información a un juez, éste carezca de la posibilidad de cuestionar esa decisión, generándose un espacio en que la Administración no se halla sometida a la revisión judicial suficiente garantizada desde antaño por la jurisprudencia de la corte Suprema de Justicia de la Nación. A fin de remediar ese aspecto, se prevé las intervención de la propia Corte para dirimir eventuales conflictos de interpretación”.

Además de incluir a la SI en una nueva Ley de Acceso a la Información Pública, Garrido propuso hace años ampliar las competencias de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos de Actividades de Inteligencia, permitiéndole citar personas y realizar auditorias con la intervención de la Auditoría General de la Nación, además de elaborar un informe público anual sobre ese control.

Garrido afirmó que “la reforma de los servicios de inteligencia es una asignatura pendiente de la democracia y que el Gobierno no es ajeno a la situación que ahora critica”. “Por acción y por omisión, al haber ignorado proyectos valiosos que duermen en el Congreso y que inclusive han sido reclamados por la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Fuente: UCR.org.ar

Share

LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO Y DEL GOBIERNO DE CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, POR FEDERICO STORANI

LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO Y DEL GOBIERNO DE CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, POR FEDERICO STORANI

LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO Y DEL GOBIERNO DE CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER, POR FEDERICO STORANI

Caso Nisman

Por doloroso que resulte, la muerte del Fiscal Alberto Nisman, quien tenía a su cargo la investigación del atentado contra la AMIA, no puede sorprendernos demasiado.

Repasemos algunos antecedentes:

  1.  Alberto Nisman integró el grupo de Fiscales que encabezaron Eamon Mullen y José Barbaccia, cuando la investigación estaba a cargo del Juez Federal Juan José Galeano.
  2. Aquella investigación inicial, puso énfasis en la denominada conexión local, sin la cual el atentado JAMÁS PUDO HABERSE PERPETRADO.
  3. Como es sabido, durante el proceso investigativo se cometieron irregularidades que provocaron la nulidad de lo actuado favoreciendo la situación procesal de los imputados. En particular la del subcomisario de la Policía Bonaerense Juan José Rivelli y de Carlos Alberto Telleldín, este último pieza vital para la consumación del delito.
  4. En esa época, se constituyó la Comisión Parlamentaria Bicameral de seguimiento de los atentados contra la Embajada del Estado de Israel y la Asociación Mutual Israelita Argentina AMIA.
  5. Integré la referida Comisión Parlamentaria junto a legisladores de todos los Partidos Políticos, entre ellos estaban: Carlos Chacho Álvarez, Juan Pablo Cafiero, Melchor Cruchaga y Cristina Fernández de Kirchner.
  6. La idea central era la de brindar el mayor respaldo político a la investigación por la gravedad sin precedentes de los delitos cometidos en contra de nuestro país. Eso explica la presencia de Carlos Chacho Álvarez quien por entonces presidía el Bloque de Diputados Nacionales del Frepaso y la mía que presidía el Bloque de Diputados Nacionales de la Unión Cívica Radical, principal Partido de oposición del por entonces Menemismo gobernante.
  7. El Diputado Melchor Cruchaga tuvo un papel muy activo y eficiente en el seguimiento a la investigación de los atentados y fue quien redactó los dictámenes que luego fueron aprobados por el Congreso de la Nación, incluida CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER QUIEN SOLO REALIZÓ LIGERAS OBSERVACIONES A LO ACTUADO.
  8. Durante el Gobierno de la Alianza, se intentó otorgarle un nuevo impulso a la investigación que estaba estancada para lo cual se constituyó una Comisión Especial en el ámbito del Ministerio de Justicia cuyo titular era Ricardo Gil Lavedra y en el Ministerio del Interior bajo mi responsabilidad. TODO ELLO CON LA APROBACIÓN Y PARTICIPACIÓN DE LA MAYORÍA DE LOS FAMILIARES AFECTADOS POR LA TRAGEDIA.
  9. Siempre se trabajó y consideró la denominada pista exterior, tanto como probable ideólogo intelectual de los atentados, planificación de los mismos y financiamiento, ya fuera de origen iraní, sirio o de algunas de las organizaciones radicalizadas como el caso de Hezbollah.
  10. El Gobierno de Néstor Kirchner creó la Fiscalía Especial para la investigación del atentado por decreto y puso al frente de la misma al Dr. Alberto Nisman.
  11. El Fiscal Nisman se abocó casi exclusivamente al seguimiento de la pista iraní, por propia convicción y por seguir expresas instrucciones de Néstor Kirchner.
  12. Como consecuencia de su investigación se ordenaron detenciones internacionales contra funcionarios de la República Islámica de Irán, sin que las mismas se concretaran.
  13. El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner firmó un Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán, CONCEDIENDO LA EXTRATERRITORIALIDAD PENAL, a cambio de la posibilidad de interrogar a los funcionarios iraníes (NO DE INDAGAR), con el objetivo de crear la sensación de un avance sustancial de la causa.
  14. Cualquiera fuera el resultado de los “interrogatorios”, que por otra parte no se produjeron, no tendrían ninguna efectividad práctica y menos penal porque dependerían pura y exclusivamente de la voluntad política de la República Islámica de Irán.
  15. Alberto Nisman ni siquiera fue consultado acerca del contenido del Memorándum y en la práctica fue abandonado a su suerte. Un dato no menor lo constituye el hecho de que Nisman había sido condenado por la Justicia de la República Islámica de Irán con todo lo que ello implica.

Algunas conclusiones

  1. Transcurridos 21 años desde la consumación del atentado, más de la mitad del tiempo que insumieron las investigaciones estuvieron a cargo de las Administraciones de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner, sin que se produjera ningún avance positivo y con el agravante de la firma de un Memorándum que contiene cláusulas secretas, alguna de las cuales, persiguen el objetivo de eximir de culpabilidad a los imputados iraníes recibiendo como contra prestación presuntas ventajas en el orden económico, financiero y comercial.
  2. Las respectivas Administraciones de los Kirchner, fomentaron y profundizaron las diferencias públicas entre las Organizaciones que nuclean a los familiares de las víctimas, lo que se aprecia cotidianamente en cualquier debate que se suscita sobre el tema a través de los medios de comunicación.
  3. En la práctica abandonaron el énfasis que se había puesto en la conexión local, vital para el esclarecimiento del atentado. Siguieron casi exclusivamente la pista iraní que los condujo a un callejón sin salida. La megalomanía que caracteriza las Administraciones Kirchneristas no siguieron el sabio consejo popular: “el que mucho abarca poco aprieta”. Felizmente ahora la Justicia ha reabierto la posibilidad de sentar en el banquillo de los acusados a Telleldín quién puede revelar quién le pagó para armar la furgoneta que sirvió de vehículo para consumar el atentado.
  4. Las Administraciones de los Kirchner, produjeron un doble desquicio, primero en el ámbito de la acción diplomática, habilitando líneas de acción consentidas de acción paralelas en la relación con Irán a través de personajes siniestros como Fernando Esteche y Luis D’Elía. Este último incluso otorgaba aire en su programa de radio a uno de los imputados iraníes. Segundo, en la Inteligencia del Estado, a la que inicialmente se instruyó para aportar elementos que abonaran la pista iraní y trabajar con el Fiscal Nisman y posteriormente giraron 180 grados produciendo una purga en la Secretaría de Inteligencia al compás del Memorándum de Entendimiento e incrementaron la Inteligencia Militar liderada por el General Milani.
  5. El Fiscal Nisman formuló una grave denuncia en contra de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner, del Canciller Héctor Timerman y de otros funcionarios menores, por encubrimiento de los imputados iraníes.
  6. La reacción del Gobierno ante este hecho, fue el hostigarlo, aislarlo, abandonarlo e intimidarlo a través de sus principales voceros con referencias a su hija adolescente y con expresiones tan académicas como la de que irían contra él “con los botines de punta”. Todos estos son hechos objetivos.
  7. No es creíble la hipótesis del suicidio espontáneo o por libre albedrío, teniendo en cuenta los antecedentes citados. Es dable concluir que fue inducido a una acción desesperada.
  8. Las hipótesis del Gobierno expresadas a través de algunos de sus voceros, como Aníbal Fernández, acerca de que la responsabilidad del trágico desenlace es causada por los enfrentamientos internos de la Secretaría de Inteligencia, no hace otra cosa que poner al desnudo la desidia, impericia, negligencia e irresponsabilidad del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Las Instituciones de la República Argentina y la Nación entera están de luto. La muerte de un Fiscal en las circunstancias descriptas es de una gravedad inusitada. Los Argentinos que amamos la convivencia, la paz, la tolerancia, el pluralismo político que se sustenta en la calidad y transparencia de las Instituciones Democráticas debemos decir BASTA.

Es imprescindible dejar atrás esta etapa nefasta de nuestra historia, que se apoya en un relato mentiroso tratando de encubrir una profunda crisis moral, decadencia educativa y cultural, una inocultable debilidad económica, un agobiante y por momentos asfixiante desamparo y una corrosiva corrupción que alcanza a los más altos niveles del Estado.

Es deber de los Partidos Políticos Democráticos interpretar esta realidad y brindar al Pueblo argentino la herramienta y los instrumentos para derrotar al populismo en cualquiera de sus variantes, dentro de las reglas de juego de la Democracia, sistema por el cual tanto hemos luchado. Debemos hacerlo con grandeza y generosidad, sin sectarismo y sobre todo sin las vanidades individualistas.

Si así no lo hiciéramos, la Patria y nuestros Hijos nos lo demanden.

Fuente: Unión Cívica Radcal

Share

LA UCR RECHAZA LA ACTUACION DEL INTENDENTE DE EL BORDO

El Presidente del Comité Provincial de la Unión Cívica Radical Senador Miguel Nanni manifiestó recientemente su profundo rechazo a la actuación del Intendente de la Localidad de El Bordo que por estos días ha tenido una trascendencia nacional.

La Ucr Rechaza la actuación del Intendente de El Bordo

El Presidente del Comité Provincial, Senador Miguel Nanni manifiestó su profundo rechazo a la actuación del Intendente de la Localidad de El Bordo

El hecho en cuestión entendemos lesiona gravemente la integridad institucional del cargo que ocupa y opaca nuevamente el rol de quienes actúan en la política local y general.

Los funcionarios públicos deben desempeñar sus cargos con comportamientos asociados a la ley, a la ética y al respeto.

Lamentamos lo sucedido y exhortamos a la justicia a tomar este tema como así mismo a emitir las disposiciones respectivas a los fines de dilucidar el hecho.

De igual manera, desde la UCR, creemos que el poder ejecutivo provincial debe en breve pronunciarse al respecto y disponer de las herramientas administrativas, jurídicas y constitucionales necesarias que tiendan a expresar contundentemente que este gobierno no tolera episodios como el señalado, de lo contario estaríamos asistiendo a la lógica de la complicidad y el encubrimiento.

También es fundamental que el estado brinde las garantías del caso para que no se altere la paz social en El Bordo.

Así mismo la UCR avala el accionar del edil Jorge Cari que, en representación de nuestro partido, ha demostrado en estos días un apego a la legislación y a la necesidad de recuperar la transparencia de la gestión municipal.

Share

Para Nanni es un exceso la re-reelección

El legislador cafayateño se pronunció por la alternancia.

Miguel Nanni sostuvo que el artículo 140 es confuso.

Miguel Nanni sostuvo que el artículo 140 es confuso.

El senador por Cafayate consideró como “un exceso” que el gobernador Juan Manuel Urtubey se postule por un nuevo mandato. “La democracia debe asegurar la alternancia y no es justo que se aproveche de la confusa letra del articulo 140 de la Constitución Provincial para aspirar a una re-reeleción”, expresó el legislador.
En relación al pedido de aclaratoria sobre el artículo de marras que hizo el Frente ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Nanni estimó que es poco probable que se le dé curso. “Yo entiendo que el texto de la reforma establece que el Gobernador y vice no pueden permanecer más de dos mandato, pero el agregado que se hizo en la reforma del 2003, en lugar de aclarar confundió las cosas y ahí está el problema”.
El senador cafayateño dijo que habló con varios convencionales que participaron de esa reforma para tener una idea acabada de lo se votó. “La mayoría de las personas con las que hablé me manifestaron que si bien se habla de dos mandatos, el espíritu de la ley es que sean tres. Es decir, el término consecutivo se toma a partir del segundo mandato y no del primero”, señaló. No obstante, Nanni manifestó que “esto no es saludable para la democracia que desde siempre reclama del sistema de la alternancia”. Lamentó que se haya llegado a este estado de cosas “por la confusa letra del artículo reformado”.

Fuente: El Tribuno

Share